16 nov. 2009

La entrega de cerdas.

Damas y caballeros sin más preámbulos le presentamos a las gran protagonistas, las chanchas (cerdas). También en este caso se contó el apoyo de la Xunta de Galicia y el Concello de Lugo para su adquisición.


Nos retrasamos un poco en la explotación, no es tan fácil encontrar 20 chanchas lo más parecidas posibles, de un tamaño y complexión, tuvimos que cambiar dos.


Los beneficiarios/as se empezaban a impacientar por la no llegada de las protagonistas.


Por fin llegaron.


Cada beneficiario/a le proporcionaba su mecate (cuerda) al encargado del camión, el agarraba a la chancha y se la daba a cada uno, para que el reparto fuera lo más igual posible.


Ahí comenzó lo divertido.





Los Nicas como están más acostumbrados, disfrutaban del espectáculo.

Pero yo seguía flipando.



Al final, decidí ayudar.



Pero con bastante poca fortuna, ni idea.


Con mucho esfuerzo y poca sabiduría, fueron emprendiendo el camino.







También repartimos concentrado (pienso), para los 12 primeros días, para que las chanchitas no sufrieran con el cambio de alimentación, de la granja a la comunidad.


Al final, terminamos un día que comenzó a las 6 de la mañana.


Llegaron cada una a su casa (galera), al día siguiente así se veían.



Unos días después recibieron una capacitación sobre manejos de chanchos/as, está fuera de presupuesto, pero todos lo considerábamos necesario.



Colorín colorado, esta experiencia se ha acabado.

3 comentarios:

Sergio dijo...

pobres chanchos, no me gustaría estar en su pellejo..., jajajjaa

Agustín dijo...

jajajajaja ¡

Y lo del palo y la zanahoria no se le ocurrió a nadie?

María dijo...

Que grande Anxo, que grande que eres!!!! es que te estoy imaginando alli empujando las chanchas y viendo las fotos, no puedo parar de reirme!!!!! un besazo y que sigas disfrutando.