21 oct. 2009

...ya un mes en Jinotega

Buenas! Pues aunque parezca mentira ya llevamos un mes en Jinotega!
Esta semana pudimos acompañar a los técnicos de FIDER a las comunidades, en dos capacitaciones sobre la conservación de suelos y agua, en las que explicaron a l@s beneficiari@s las ventajas ambientales y económicas de realizar los cultivos según curvas de nivel, construir barreras vivas y muertas para evitar la erosión del suelo y la pérdida de agua, y utilizar abonos y tés orgánicos que ell@s mism@s pueden elaborar en sus fincas.





La parte práctica consistió en la construcción de un Agronivel para medir la pendiente del terreno y establecer posteriormente las curvas de nivel.
La impresión que nos llevamos l@s PCRs es que hubo una buena comprensión por parte de l@s beneficiari@s (por lo menos teórica), y se animó en todo momento a la participación de tod@s l@s asistentes en la construcción y utilización del Agronivel.







También pudimos asistir al reparto del material para construir las galeras, éste un poco más polémico, porque no a todas las familias se les va a dotar de galera (algunas ya tienen galeras construidas pero en peores condiciones), por lo que se llegó al acuerdo de compensarles en otros aspectos. Otr@s decían que iban a tener mejor casa los chanchos que ell@s..., en fin, cada un@ que saque sus conclusiones...

Y en nuestros ratos libres l@s PCRs y el coordineitor nos dedicamos a la cocina tipical spanish







Y a subir y bajar cerritos y volcanes...
Cerro Musún en Río Blanco, donde nos quedamos a dormir en la estación de guarda parques, y caminamos al ritmo "suave" de nuestro guía, Freddy el guarda parque, también conocido como "el hombre que nunca suda"



Cerquita de Jinotega en la Selva Negra


con algún que otro percance...


En el volcán Consigüina, donde conocimos a cinco españolas que nos acompañaron en la subida



y descubrimos que volver a Jinotega en domingo es misión casi imposible, nosotros sólo lo conseguimos compartiendo taxi con una señora que estuvo todo el trayecto con miedo a que la asaltásemos (no sé cual de los tres tenemos más cara de delincuente, o los tres??)
Seguiremos contando...

2 comentarios:

Sergio dijo...

Aihs... que recuerdos, selva negra (un infierno de barro, no me extraña que hubiera "percances", pero es tan chulo..., visteis monos??)
¿A cosigüina subisteis en caballo?
Buen comentario ese de que hay quien dice que van a tener mejor casa los chanchos que ellos...
En cuanto a la última pregunta..., en realidad vuestra cara de delincuentes es "sinérgica", el hecho de estar los tres juntos multiplica el efecto jajajajaja

Anónimo dijo...

Ah, si¡ yo también me dí un costalazo (sin consecuencias) en selva negra, los monos se debieron de descojonar, me parece que fue al bajar desde la zona que llaman mosquitia (es que está bastante resbaladizo la verdad).

Lo de llegar a jinotega, jeje, es verdad que a veces es complicado.
A mi me pasó volviendo de León: teóricamente el bus hacía el trayecto león-estelí pero en el cruce, donde se puede agarrar para estelí o para sébaco, nos iba a recoger otro bus a los que íbamos hacía sébaco. La noche era cerrada cuando llegamos al cruce, y empezaba a llover, el bus q nos esperaba era una pick-up, así que allí nos recolocamos como pudimos los 8 o 10 e hicimos el camino hacia sébaco dando botes y bajo la lluvia.
A las afueras de sébaco me dejaron a mí, porque era por donde pasaba el bus para jinotega y lo podía parar. Como llovía busqué refugio en una casa donde se veía luz y que parecía un bar, con la idea de tomar una cervecita mientras esperaba tranquilamente a que pasara. El local resultó ser uno de esos "locales especiales que aquí se suelen señalar con bombillas rojas", un auténtico antro. Pedí mi cerveza y me puse en la puerta a tomarla y vigilar porque el bus tenía que pararlo yo.
Ya sabeis lo conversadores que son los nicas así que en seguida vino uno a charlar, así pasamos un rato hasta que se aburrió y se fue a sus cosas, después vino una "trabajadora" del local a dar palique, como estaba algo bebida la verdad es que fue una de las conversaciónes más absurdas e incoherentes que he tenido en mi vida, y en esto pasa el bus...le hago una señal, para y cuando voy hacia él... se viene detrás "la trabajadora" diciendo ¡ espera, espera que que me voy contigo para jinotega !, en fin entre dimes y diretes el del bus dijo ¡ lleno !, cerró la puerta y se piró.
¿Qué hacer entonces?. Pues nada, otra cervecita para mi y otra para mi insistente acompañante y a pensar en los motivos de la fuga del bus, era obvio, así que como quien no quiere la cosa empecé a tirar carretera abajo hasta el siguiente cruce, ya alejado del susodicho local, y cuando pasó otro lo paré y pude subir sin problemas para pasar la noche confortablemente en Matagalpa... a Jinotega no conseguí llegar pero bueno...

Como conclusión: está visto que la explotación de la mujer en ese tipo de negocios se da en todas partes pero lógicamente en paises en vías de desarrollo las condiciones son especialmente sórdidas.

Disculpas si la batallita me quedó un poco larga.

Agustín.