2/10/2007

Capacitaciones Plan de Manejo de Fincas

La semana pasada tuve oportunidad de ir con el técnico del proyecto, Carlos, a hacer las capacitaciones del plan de manejo de fincas (PMF) a las comunidades de Colmena y San Ramón.

Salimos el miércoles a mediodía de Jinotega y fuimos primero a la oficina de La Cuculmeca en La Concordia, un pequeño pueblecito a 25 km de Jinotega, cabeza de municipio y lugar donde el técnico tiene su sede de trabajo. Allí dejamos mochilas y demás bártulos y pude conocer a Don Ardenis (alias arseeeenicoooo!!) y Don Victor (alias el Pelón), dos técnicos encantadores que están trabajando con ISF-Apd en la ampliación de un proyecto de mejora de la eficiencia productiva en unas comunidades cercanas.

Después hicimos un recorrido por las 4 comunidades del proyecto para entregar a los beneficiarios invitaciones para asistir a las capacitaciones.

Esto me permitió tener un primer contacto con las comunidades, algunos beneficiarios, el paisaje, ir de paquete en la moto y cruzar alguna que otra quebrada/quebradilla en moto y también a pie, (mojándome hasta la rodilla en el intento,...) …Este viaje fue impresionante y los que vinieron los siguientes días igual.

Capacitaciones del plan de manejo de fincas

La capacitación en Colmena fue el Jueves a las dos de la tarde, hubo mucha asistencia y participación. Mucha gente ya tenía claro que era un plan de manejo de fincas pero la capacitación les servió para saber como se iba a realizar; pues Carlos les explico como iba a ser la recogida de los datos. El Viernes fuimos a San Ramón, aquí hubo menos asistencia, pero mucha participación igualmente.

Estas capacitaciones suponen el punto inicial del desarrollo de los planes de manejo de fincas de los beneficiarios. Para los que no estais en el proyecto, los PMF son instrumentos que permiten al productor recopilar toda la información de sus fincas y planificar un manejo sostenible de los recursos naturales que hay en ella, así como tener la información básica para realizar cualquier intervención de mejora sobre la finca. Para ello se realiza un estudio completo de la unidad productiva y de la unidad familiar, que permite saber cuales son los principales problemas que tiene el productor en su finca. El proyecto también contempla la realización de mejoras en las fincas, con lo que una vez que estén hechos los planes se empezarán a realizar las obras de conservación necesarias.

Primer Plan de Manejo de Fincas

Tras la primera capacitación, el viernes por la mañana comenzamos a rellenar el plan de manejo de fincas con Don Trinidad Mairena de La Colmena. Para ello de camino a la capacitación de San Ramón paramos en su casa y Carlos le hizo una serie de preguntas contempladas en la guía del PMF acerca de la familia y de la unidad de producción. El Señor Trinidad nos recibió muy amablemente con 4 de sus hijos, que no paraban de mirar y sonreir, y con un café que estaba riquísimo. Una vez rellenados los datos básicos, Don Trinidad, su hijo, Carlos y yo nos fuimos a la finca.

(aunque ya me había dado cuenta el miércoles al atravesar las quebradas lo necesarias que son unas botas de goma aquí, lo pude comprobar de nuevo al ir a la finca, acabé de barro hasta las orejas...)

En la finca, Don Trinidad Mairena tenía dos lotes bien dirferenciados, uno en el que planta granos básicos y otro en el que tiene pasto para sus cuatro vacas. Tiene también otra finca más cerca de la casa con café pero por ahora no se va a incluir en el PMF pues no tiene ningún tipo de papel que lo identifica como propietario.

Haciendo un inciso, este es un problema grave aquí que limita en gran medida muchas de las actuaciones de los proyectos; y desde mi punto de vista uno de los aspectos que primero habría que arreglar.

Volviendo al PMF, nos recorrimos la finca tomando datos en 7 puntos distintos. Medimos la profundidad de la capa fértil, la textura, la presencia de lombrices y de microorganismos, la cobertura vegetal, la pendiente (foto de la izquierda),... . El técnico en todo momento les explico a Don Trinidad padre e hijo que es lo que hacía y para que servía, haciéndoles también partícipes de las mediciones.

En la parte de granos básicos pudimos ver también los efectos que el viento de los últimos días tuvo sobre el maíz, y la necesidad de poner en esa finca cortinas rompevientos que reduzcan estos efectos.

La vuelta a Jinotega
De la capacitación de San Ramón fuimos a La Concordia a coger las mochilas y de ahí para Jinotega. Salimos de la Concordia cuando anochecía y nos quedaban sobre 8 km de carretera sin asfaltar y 17 de carretera asfaltada. Esta última parte fue impresionante. Ya noche cerrada (aunque eran solo las 6) y sin baches que dejan el culo dolorido me tragué unos cuantos mosquitos (y alguno que otro de la familia) por llevar la visera levantada para no perder detalle del camino. Lo peor es que llovía algo y al igual que otras carreteras de Nicaragua te encuentras vacas y caballos sueltos que te pueden jugar una mala pasada; pero el piloto pilotaba bien.

1 comentario:

Anónimo dijo...

que envidia me das Cris!!

cuando vuelvas por alli (aunque creo que ya te vas esta semana) dales recuerdos de mi parte! la verdad que es gente encantadora que me hará recordar siempre su país con mucho cariño...

Suerte en el viaje de vuelta.
María.